jueves, 20 de junio de 2013

Adios a la reina de las alcachofas

A pesar de haber tardado un poco, no puedo dejar de escribir mi post sobre el programa 11 de mi querido Master Chef. Digo bien, querido :) porque mi relación con este programa en vez de ser de amor-odio, ha sido mas bien de odio-amor

En el programa de esta semana hemos podido ver como todos los astros se han confabulado para que Maribel cuelgue un delantal que estaba predestinado a ello desde hace mucho tiempo.



Cada plato que ha preparado la reina de las alcalchofas ha sido un tienes un pie dentro y otro fuera y finalmente las complicadas técnicas del plato de Jordi, han conseguido la finalidad del programa que era librarse hoy de ella.

Parece que en los últimos programas que estamos viendo el que se creía el rey absoluto alias Jose David, está empezando a entender que no solo de leer y copiar a los grandes vive el hombre. 

Eva está despuntando con creaciones propias que buscan el sabor por encima de las espumas, los aires y las grandezas.

Juan Manuel también demuestra que es un gran rival a batir y que inspirándose en sí mismo se hacen grandes platos.

Y por último Fabian, el pobre Fabian que habla como los más grandes cocineros pero que a la hora de aplicarlo los nervios le juegan malas pasadas.

No se si echaremos de menos las constantes quejas y lloros de Maribel, yo al menos agradezco ver como cocinan aquellos a los que no parece que una ambulancia vaya a tener que entrar a buscarlos antes de acabar su plato. O a aquellos que cada ingrediente que echan lo hacen pensando que son los mejores.

La semana que viene empieza la competición más absoluta, aunque me atrevo a baticinar que Fabian va a ser el próximo en colgar su delantal. El rey de los postres dará por finalizado un recorrido con grandes contrastes entre platos y sin mas y platos que han dejado a mas de uno con la boca abierta.

El próximo post :) crónica de una muerte anunciada :)

Texto; Ana I.Núñez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada