miércoles, 26 de junio de 2013

El superchef abandona Masterchef

Está claro que uno no siempre acierta, y a mí con la salida de Jose David de Masterchef me ha pasado en un 100%.

La semana pasada aseguraba en el post que Fabian sería el próximo expulsado del famoso programa, creo la trayectoria del programa nos ponía sobre aviso de las intenciones que tenían de cara a la gran final, pero al igual que otros muchos me equivoqué.

 Ayer nos sorprendieron a todos con una decisión que creo nos dejó a media España con la boca abierta, no me refiero solo a la expulsión de Jose David sino también a que proclamaran a Fabian como el 2º finalista del concurso.

El programa empezaba con una receta de uno de los hermanos Roca propietarios del Celler de Can Roca, concretamente el artesano pastelero Jordi Roca. La receta demostraba que hoy en día la cocina es un 80% de imaginación ya que nos mostraba como hacer un postre basado en la manzana de feria de toda la vida, pero que no se basa en una mezcla de ingredientes, los batimos, los horneamos y listo, no, para hacer este postre hay que usar una técnica parecida a quienes se dedican a soplar el vidrio.

Siguiendo con el programa en la elaboración de la manzana de feria pasó lo que en muchos cuentos de Disney, el patito feo se convirtió en cisne, y un Juan Manuel al que siempre le habían destacado su parte tosca, hace una manzana mejor que la del propio Jordi Roca y se convierte en el primer finalista de la noche. Y en esta prueba Fabian que se distingue por sus postres y Jose David por su gusto por las técnicas complejas y habilidad para copiar recetas, son un auténtico fracaso.

La segunda prueba es algo mas estresante para los tres aspirantes ya que tienen que elaborar un menú completo para artistas de la talla de Lola Herrera o El Brujo.
En el desarrollo, Jose David como siempre se va viniendo arriba pensando que nadie se puede medir con él, Eva afirma que Fabian no va a estar a la altura de ellos, y Fabian como siempre a lo suyo, que bastante tiene con templar sus nervios.
Una tarta que fue perfecta en Fabian es la que le da el pase a la final y la que sentencia a Eva ya que la pobre confunde sal y azúcar y carameliza su ya quemada tarta con sal.
Cuando Jose David escucha que Fabian es el elegido su cara es un poema, estoy segura de que sus pensamientos versan en torno a la idea de que el jurado es una panda de inútiles que no están capacitados para valorar su trabajo.
Hay que reseñar todas las puñaladas que se llevó el susodicho ya que todos los valores que destacó el jurada refiriéndose a Fabian para elegirlo eran unas directas muy directas a un Jose David, tocado y hundido.




Duelo a muerte, una Eva que necesitaba un cargamento de tila y un Jose David con el ego a punto de caramelizarse.
A la hora de elegir la receta a preparar, Jose David cree que el dicho mas vale tarde que nunca puede aplicarse en ese momento y decide no hacer espumas ni leches, y preparar un pollo con arroz facilito.
Eva sin embargo cocina a su manera, es decir echo un puñao de esto, unas ramitas de aquello y una pizca de lo otro.

Resultado de ambos, unos platos dignos de los primeros programas pero para una semifinal pues como que no. Y en este punto mi sorpresa fue máxima al elegir a Eva como la 3ª finalista, no porque no lo merezca, que se lo merece y mucho, sino por perder esa chispa mediática que tiene Jose David y optar por la sosería y el sin mas de Eva. La verdad es que una final con Jose David, con lo competitivo que es hubiera dado mucho juego. Pero el jurado parece que decide castigarle y dejarle fuera por altivo y soberbio, que se le va a hacer.

En fin que esperamos con impaciencia una final que ya no se si adelantarme a predecir o no, pero que aún a riesgo de equivocarme creo que el ganador podría estar entre Juan Manuel y Eva.

Texto; Ana I. Núñez


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada