sábado, 1 de marzo de 2014

La importancia de intentarlo. Primeros Makis

La primera vez que probé un maki fue uno de los sabores mas desagradables que he probado en mi vida. Nunca se me olvidará ese momento, que además lo pasé fatal por estar rodeada de gente y tener que tragármelo.

La textura de los makis dista muchísimo de cualquier otra que había probado hasta ese momento, es una textura pastosa y chocante.

Pero a lo largo del tiempo, no se muy bien como, se ha convertido en el plato que mas me gusta, yo diría que son adictivos.

Hasta ahora nunca me había animado a prepararlos en casa, muchas veces pensamos que las cosas son mucho mas complicadas de lo que son en realidad. Y así ha sido, no hay nada mas sencillo que preparar este plato y además te lo puedes hacer a tu gusto.

En internet encontraréis mil tutoriales de como hacerlos, yo solo voy a daros algunos consejos de cosas que sueles hacer mal als primeras veces.

Es muy importante dejar enfirar muy bien el arroz antes de manipularla y tener muy humedecidas las manos. 

Además hay que hacer muy bien el surco en medio del maki para que el ingrediente que le añadimos quede en el centro y no en uno de los lados.

Y muy importante dejarlos reporsar y enfriar aún mas antes de comer.

Os dejo los que yo hice, son 2 variantes, palito de cangrejo y salmón ahumado y zanahoria y pepino. Personalmente me quedo con el primero y la próxima vez los haré de salmón crudo, eso si siempre tras haber estado congelado.

Y voila;





 Mañana de cena, maki shushis :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada